Redes sociales atentado Barcelona
Ver todos los posts

22 de August del 2017

Redes sociales

Las redes sociales y el atentado de Barcelona

Por Miguel @mikimagda

Sé el primero en comentar

Los trágicos atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils pasarán a ser un capítulo más de nuestra historia más reciente. Desde el punto de vista de las redes sociales, lo harán también por convertirse en los primeros ataques terroristas en la era de Facebook y Twitter que suceden en España.

Los trágicos atentados del 17 de agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils pasarán a ser un capítulo más de nuestra historia más reciente. Desde el punto de vista de las redes sociales, lo harán también por convertirse en los primeros ataques terroristas en la era de Facebook y Twitter que suceden en España.

Hasta entonces, los últimos atentados en España tanto de ETA (2009) como de carácter islamista (2004) sucedieron cuando las redes sociales eran inexistentes o casi testimoniales. Facebook arrancó en 2004 en Estados Unidos y su versión en español no llegó hasta 2007, mientras que Twitter se inició en 2006 y empezó a popularizarse en nuestro país en 2009-2010, idéntica fecha que Whatsapp.

Eran tiempos en los que la comunicación era eminentemente unidireccional (medios a usuarios). Los avances se limitaban a los SMS, el Messenger, los diarios online y el auge de las televisiones digitales. Los ciudadanos estaban a expensas de los boletines de radio, los avances informativos de la televisión, y de los comunicados y las ruedas de prensa de los gobiernos.

El atentado de Barcelona ha marcado un punto y aparte en la manera en la que los usuarios viven unos hechos tan graves en nuestro país. Con los ataques precedentes en Europa (París, Bruselas, Londres, Niza, etc) ya conocimos esta inmediatez de las redes sociales, aunque esta vez nos ha tocado vivirlo en primera persona y de ello hemos podido aprender algunas cosas.

Policía y redes sociales

El atentado de Barcelona ha demostrado la fuerza y el importante papel jugado por las redes sociales, algo que hasta ahora no habíamos podido experimentar en España ante unos hechos tan graves. 

Twitter volvió a erigirse como la red de la inmediatez, tanto en información como en desinformación, tanto para la buena fe como para el bulo y la falta de contraste. Imágenes y vídeos tomados por testigos presenciales comenzaron a difundirse en escasos minutos, algunos de ellos criticados por ser demasiado explícitos, tanto hacia las víctimas como hacia el trabajo de la policía en plena operación antiterrorista.

Precisamente, quienes se apuntaron un gran tanto fueron los servicios públicos, desde Mossos d’Esquadra hasta Emergencias, aunque también Policía Nacional y Guardia Civil. Información constante, fluida, abierta, al grano, en varios idiomas y de utilidad para los usuarios de las redes sociales. Y manteniendo la calma, ni una sola foto de víctimas

Redes sociales atentado Barcelona
Los diferentes cuerpos de policía jugaron un gran papel también en lo tocante a la confirmación de hechos y al desmentido de posibles bulos. Tanto Twitter como Whatsapp demostraron su doble cara, con la difusión de datos sin filtrado alguno y falta de confirmación oficial que llegaron incluso a aparecer en los medios de comunicación. Los community managers policiales cubrieron también ese frente, externo a ellos y que podría descontrolarse.    El caso del supuesto terrorista atrincherado en un bar o ‘baile’ en la cifra de víctimas durante el mismo jueves del atentado es el mejor ejemplo. O los audios difundidos a través de Whatsapp, en los que se hablaba de nuevas amenazas horas después del ataque en la Rambla. Son situaciones en las que no hay que dejarse llevar por el caos y la confusión de los primeros momentos y sí aguardar a las informaciones oficiales.    

Por ello, los cuerpos de seguridad emplearon las redes para explicar el uso que debemos hacer de ellas en situaciones tan graves como un atentado, tanto por respeto a las víctimas como para no influir en la labor policial.

Redes sociales atentado Barcelona
 

La importancia de los hashtags y de Facebook Safety Check

Otra lección que podemos extraer del papel de las redes sociales en un atentado es la importancia del uso de los hashtags en Twitter. Para los ciudadanos, pero sobre todo, para los miles de turistas que visitan Barcelona y desconocen los medios de comunicación locales, el empleo de hashtags para lograr el máximo alcance en la difusión de información es fundamental.

Así, #Barcelona, #Ramblas o #BedInBarcelona se volvieron fundamentales herramientas para que los usuarios lograsen información y ayuda. Muchos se quedaron sin acceso a sus viviendas y hoteles situados en pleno cordón de seguridad, por lo que asistirles era una labor más a gestionar en esta situación de crisis.

De la misma manera, la aplicación Facebook Safety Check cobró protagonismo y mucha gente la empleó para comunicar su situación a familiares y amigos. Sin duda se trata de una gran idea en casos de emergencia, muy inmediata y efectiva, e incluso las diferentes policías recomendaron su uso no evitar saturar las redes de comunicaciones.

Lo mejor en las redes sociales, la solidaridad

Situaciones tan graves sirven también para poner en valor la gran solidaridad que demuestra la sociedad cuando se le requiere. No sólo por ejemplos como el hashtag #BedInBarcelona si no por el gran torrente solidario que la mayoría de la gente ha mostrado durante días tan duros, tanto desde el resto de España como en el mundo. Por fortuna, las buena fe en las redes sociales sigue siendo mayoritaria entre sus usuarios.

Redes sociales atentado Barcelona

En cualquier caso, los atentados de Barcelona y Cambrils demostraron que tenemos que seguir aprendiendo en el uso de las redes sociales para construir una sociedad mejor, más responsable y solidaria. El hecho de que las redes sean increíblemente populares no significa que hagamos un buen uso de ellas. Desde 101 abogamos por ello y por seguir aprendiendo de su mano porque creemos que hay mucho positivo en ellas.

¿Tienes algo que decir?

Anterior y siguiente

24 de May del 2017

Los youtubers exigen más libertad creativa a las marcas

Según el último estudio de Cohn & Wolfe y Brandtube, el 98% de los youtubers están dispuestos a colaborar con marcas, pero siempre que se respeten unas condiciones que van más allá de las retribuciones económicas.

Ver todos los posts